‘Innovasocia’ busca fortalecer al Tercer Sector, con 363 personas y 41 entidades beneficiarias

Acompañar al tejido asociativo malagueño para contribuir a su fortalecimiento y una mayor profesionalización en la gestión de sus proyectos es la base del programa “Innovasocia”, que desarrollan la Asociación Arrabal-AID y el área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Málaga con el reto de ofrecer respuestas a las nuevas necesidades de la ciudadanía en tiempos complejos a nivel social y económico. Una iniciativa que incide también en el fomento del asociacionismo, por lo que no pierde de vista a quienes se plantean fundar una nueva entidad, prestando apoyo en distintas líneas a personas con causas e intereses comunes. En 2022, un total de 363 personas participaron en talleres y sesiones grupales y 41 entidades recibieron asesoría y formación específica de acuerdo a sus necesidades.

Esta propuesta de la Asociación Arrabal-AID busca reforzar las competencias de los distintos colectivos para una mejor gestión de sus programas de acuerdo a sus recursos humanos, materiales y económicos y se centra también en aspectos específicos que generan mayores dificultades como redacción de proyectos, desarrollo de memorias técnicas, económicas y justificativas, diseño de la imagen y comunicación, prestando especial atención a la presencia en redes sociales; elaboración del Plan de Igualdad y el acceso a recursos útiles o la generación de nuevas alianzas para alcanzar su misión social.

La metodología de trabajo se adapta a las necesidades de cada colectivo que se dirigen a la Asociación Arrabal-AID, tratando cada petición de un modo totalmente personalizado. En muchos casos, se establecen tutorías individualizadas para resolver dudas puntuales mientras que en otras situaciones se programan acciones más prolongadas en el tiempo, combinando las sesiones presenciales con las herramientas digitales. Un equipo multidisciplinar formado por 8 profesionales se reparte las consultas y necesidades de los colectivos de acuerdo a la materia a tratar.

Al igual que ocurriera en 2021, como consecuencia de los hábitos acentuados en los meses más fuertes de la pandemia, la brecha digital centró gran parte de las acciones “Innovasocia”, registrándose un aumento de las consultas tecnológico-digitales, relativas tanto al manejo de herramientas telemáticas como a la gestión del certificado digital o el acceso a sistema de videoconferencias y formaciones online, que han supuesto un 32 por ciento del total de las acciones que de forma presencial se desarrollaron tanto en el Centro Ciudadano Plaza Montaño, como en el Centro InnoSocial Málaga ODS que impulsa el área de Participación Ciudadana para extender el concepto de innovación social entre la ciudadanía y potenciar la búsqueda de alternativas a problemas sociales sin resolver. Los centros educativos de la capital también se beneficiaron de este programa, recibiendo apoyo para el desarrollo de talleres en materia de orientación laboral, fomento de la cultura emprendedora, movilidad internacional e igualdad de oportunidades, entre otras temáticas de interés para el alumnado.

La cercanía y confianza que genera el equipo entre personas y entidades que atraviesan por distintas etapas en su funcionamiento y requieren de apoyo para seguir creciendo son los principales valores de “Innovasocia” en opinión de Marga de Bran, referente de Participación Ciudadana de la Asociación Arrabal-AID, quien subraya cómo “muchas personas con inquietudes sociales no saben a dónde dirigirse para dar forma a su proyecto, requieren de acompañamiento para elaborar sus estatutos o definir de manera concreta la misión y valores”. Según su experiencia, “la suma de esfuerzos entre administraciones  y entidades sociales con mayor trayectoria permitirá lograr un Tercer Sector cada vez más profesionalizado y conectado capaz de ofrecer respuestas innovadoras a la nueva realidad”.

También te puede interesar

4 mujeres asesinadas por violencia de género en 2023 (Desde 2003, son 1.185 las mujeres asesinadas ) | ☎️016☎️