Arrabal-AID defiende las políticas sociales y el trabajo en red en la gala #Contigo30Más

El auditorio Edgar Neville acogía la gala #Contigo30Más para conmemorar el #30Aniversario de la Asociacion Arrabal-AID que conducía la periodista de Canal Sur María Ibáñez quien recordaba cómo en 1992, durante sus prácticas de tercer curso en un centro de tratamiento de personas drogodependientes, dos estudiantes de la Escuela Universitaria de Trabajo Social de Málaga, empezaron a pensar en crear una asociación, constatando cómo cualquier medida contra la exclusión no daría resultado sino contemplaba al empleo como eje transversal de la intervención. El objetivo de José Carlos y Jesús no era otro que incorporar a las personas a una ciudadanía plena en cuanto a derechos y responsabilidades. Una tarea a la que se unieron jóvenes estudiantes y recién licenciados en Pedagogía, Psicología o Trabajo Social. Con Maite, José Luís, Mariló e Isabel constituyeron en el verano del 92  Acción e investigación para el Desarrollo, que hoy conocemos como Asociación Arrabal-AID. 

Desde entonces han pasado ya treinta años, tres décadas de trabajo por la inclusión social que se compartieron en un evento festivo, pero también reivindicativo, donde se subrayaron algunos de los valores que siguen muy presentes en el seno de la entidad a los que seguir defendiendo con firmeza como son la igualdad de oportunidades, la justicia social o la confianza en las personas para que sean protagonistas de su propio proceso de cambio. Así lo entiende el actual presidente, Julio García, quien recordó cómo a entidad pone su mirada en las personas invisibles, en la obligación de seguir defendiendo el Estado del Bienestar y en la necesidad de reforzar el trabajo en red entre entidades para romper con la burocracia del sistema que afecta a los más vulnerables.

En el transcurso de la gala se sucedieron las mesas redondas entre personas usuarias y empresas colaboradoras como Grupo Premium, para compartir historias de inserción y el panel con participación de las instituciones –Junta de Andalucía, Diputación Provincial de Málaga y Ayuntamiento de Málaga junto a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y Fundación ”la Caixa”-, que se han convertido en aliados clave para alcanzar la misión social de la entidad, que no es otra que trabajar por la plena incorporación social y laboral de las personas, especialmente de las más vulnerables.

Precisamente delante de los representantes institucionales el Club de Excelencia en Gestión entregaba a la Asociación Arrabal-AID el Sello de Calidad EFQM 400 por su firme compromiso con la mejora continua y la gestión excelente, innovadora y sostenible”, en palabras de su representante, Alfredo Millán, quien subrayaba también el “alto nivel de implicación de las personas de Arrabal-AID por hacer efectiva la propuesta de valor hacia los clientes, el establecimiento de estrategias para desarrollar conocimiento en innovación social o el desarrollo de ejemplos colaborativos a través de diversas redes de aprendizaje” como hitos que le han hecho merecedores de este nuevo reconocimiento que le convierte en “una organización referente en el Tercer Sector en España”.

 La conversación “Retos de Futuro: Innovación Social, Emprendimiento y Formación Dual” con representantes de la Fundación Youth Business Spain, Caixabank Dualiza y Vuela Guadalinfo, el homenaje sorpresa a José Antonio Naveros, presidente entre 2008 y julio de 2022 y la actuación de #MálagaGospelExperience, que transmiten su amor por la música a través de las distintas formas y colores de sus voces, cerraron la gala #Contigo30Más por el aniversario de la Asociación Arrabal-AID.

Confianza en las personas

Declarada Entidad de Utilidad Pública Estatal, la Asociación Arrabal-AID es una organización sin ánimo de lucro que desarrolla su labor en la provincia de Málaga y la comarca de Chiclana de la Frontera (Cádiz) trabajando por la mejora de las condiciones sociales y laborales de las personas, sobre todo quienes sufren alguna situación de exclusión. Por esa razón se desarrollan programas de orientación e inserción laboral con personas desempleadas, se diseñan acciones formativas para la cualificación profesional y alfabetización tecnológica, se acompaña a los más jóvenes en su retorno educativo y se impulsan proyectos de dinamización social para favorecer una ciudadanía activa. Algunos de los valores que guían toda esa labor son la igualdad de oportunidades, la atención sin discriminación y la confianza en las personas, para que sean protagonistas de su propio proceso de cambio.

Desde la constitución de la entidad en 1992, casi 254.000 personas han sido atendidas en la Asociación Arrabal-AID en alguno de los servicios que ofrece a la ciudadanía: Empleo-Formación, cuyos programas superan el 35 por ciento de inserción, Emprendimiento, Participación Ciudadana, Movilidad Internacional, Atención Socioeducativa o Capacitación Tecnológica. En estas tres décadas de trabajo se han logrado algunos hitos para la asociación como la puesta en marcha de la Agencia de Colocación, la acreditación de la Escuela de Segunda Oportunidad, la apertura de los Centros de Acceso Público a Internet (CAPI) recientemente transformados en Puntos Vuela o la puesta en marcha de la empresa de inserción AIDEI, para generar oportunidades de empleo a quienes necesitan de un tiempo de transición antes de incorporarse a una empresa normalizada. Mención especial merece HiloDoble, proyecto conjunto de AIDEI y la Asociación ASIMAS de confección textil para la creación de bolsos, complementos y productos de merchandising reutilizando lonas publicitarias de PVC. Un proyecto de economía circular que ofrece una segunda vida a los materiales con los que se fabrican los artículos y supone una segunda oportunidad para las personas que participan en su fabricación, todas ellas en situación de riesgo de exclusión.

También te puede interesar

37 mujeres y 5 menores asesinadas/os por violencia de género en 2021 (Desde 2003, son 1.118 las mujeres asesinadas ) | ☎️016☎️