Reconocida nuestra labor en la I Gala de Ación Solidaria de SUR y Obra Social “la Caixa”

La I Gala de Acción Solidaria de SUR, con la colaboración de la Obra Social La Caixa, reconoció la labor de cinco entidades sociales por su lucha contra las desigualdades. Fundación Andrés Olivares, Fundación Harena, Debra-Piel de Mariposa, Málaga Acoge, y nuestra entidad Arrabal-AID fuimos las  protagonistas de la velada, en la que tampoco faltó el agradecimiento a los/as voluntarios/as y a la que acudió una nutrida muestra del denominado tercer sector malagueño.

De parte de todo el equipo reiteramos el agradecimiento por ser reconocida como una de las entidades de Acción Solidaria, y por ello secundamos las palabras de agradecimientos que Beatriz Peláez, vicepresidenta de Arrabal-AID, compartió durante la gala:

Buenas tardes a todos y todas.

En primer lugar quiero dar las gracias a DIARIO SUR y Obra Social la Caixa por esta Gala de AcciónSolidaria que pone en valor el trabajo de las ONGs malagueñas y felicitar a las otras 4 entidades reconocidas esta noche.

A todo el equipo de la Asociación Arrabal nos hace especial ilusión este premio por coincidir con nuestro 25 aniversario. En todos estos años nuestra intención ha sido facilitar la incorporación social y laboral de las personas, especialmente las más vulnerables, a través de acciones de acompañamiento y mejora de su empleabilidad. Y en ello seguimos hoy, atendiendo a todas las personas y actuando de forma integral ante sus necesidades.

Fiel reflejo de nuestro trabajo son los medios de comunicación como Diario Sur que ha recogido distintas historias de superación y testimonios que demuestran que con esfuerzo y motivación se puede salir de la exclusión. Por eso, dar las gracias por su cercanía y sensibilidad a redactoras de esta casa como Ana, Amanda, Mari Angeles y Nuria, entre otros muchos profesionales.

Queremos compartir también este reconocimiento con las empresas que han confiado en nuestra agencia de colocación y en programas como Incorpora de La Caixa para integrar a personas con dificultades. Contar con un tejido empresarial responsable es fundamental para generar oportunidades y demuestra que el establecimiento de medidas de inclusión no solo no resta, sino que contribuye a un mejor posicionamiento empresarial.

Quiero aprovechar esta ocasión para denunciar como la pobreza sigue creciendo en nuestro país y afecta cada vez más a personas que cuentan con un contrato de trabajo, lo que demuestra que la crisis actual no es solo económica, sino también social y de valores. Por todo esto, desde la Asociación Arrabal reivindicamos que las entidades sociales sean reconocidas por la Administración como interlocutoras para la construcción de las políticas activas de empleo y las medidas de inclusión social.

Me despido ya recordando si me lo permiten a Jean Monnet, uno de los responsables de la construcción europea: “Nada es posible sin las personas, pero nada es duradero sin las instituciones”.

De ahí nuestra defensa del trabajo en red y la cooperación entre administraciones públicas, entidades privadas, empresas y Tercer Sector para construir una sociedad más justa e igualitaria. Un camino donde encontrarán siempre a la Asociación Arrabal.

Muchas gracias.

 

Imágenes Diario SUR y propias

‘Alhaurín en Corto’ reconoce el valor de la comedia con el premio a “EntreMozos”

El Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre ha acogido con motivo de las Fiestas de la Merced el IX Festival ‘Alhaurín en Corto’ que organiza la Asociación Arrabal-AID para acercar la cultura audiovisual a la población reclusa. El corto “EntreMozos” de Delia Márquez ha obtenido el Premio al Mejor Cortometraje y se lleva la estatuilla con forma de cámara antigua de cine diseñado por los propios internos.

“EntreMozos” con Laura Baena y Lucía Alfaro como protagonistas presenta en clave de comedia una conversación entre vecinas del barrio de Lagunillas en la que comentan situaciones de pareja. Su directora Delia Márquez agradeció a todas las personas que han hecho posible la realización del corto rodado este mismo verano y la concesión del premio “a todo ese público tan especial que ha creído que somos merecedores de este reconocimiento”. Por su parte, José Antonio Naveros de Arrabal-AID exponía como este certamen intenta «abrir una ventana a la cultura” en la propia prisión, “acercando a las personas reclusas a realidades diferentes a través del trabajo de jóvenes creadores y de los distintos formatos audiovisuales que proponen”.

Tras la proyección de los cortos se produjo un coloquio con los equipos de las cintas a concurso y el centenar de internos participantes, quienes se interesaron por las claves para desarrollar una carrera profesional estable en el mundo del cine, las fases de creación de las historias y las vías para la financiación de cada corto.

Los 11 cortometrajes visionados en la gala final del certamen fueron seleccionados entre los más de cuarenta recibidos para participar en la presente edición llegados de distintas partes de Andalucía así como de otras ciudades españolas como Madrid o Barcelona. Todos ellos destacan por su singularidad temática, la variedad de géneros y por las diferentes propuestas técnicas que presentan al espectador.

Un centenar de internos de distintos módulos contemplaron los cortometrajes y participaron en el coloquio posterior con directores, productores y actores de las cintas a concurso. Ellos eligieron la obra ganadora, que se lleva un cheque de 200 euros como apoyo a próximos proyectos, además de una estatuilla con forma de cámara antigua diseñada por los propios reclusos en los talleres de la prisión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies