Este domingo cambiamos la hora. El cambio horario dispara los accidentes laborales y reduce la productividad

Este 28 de octubre a las 3 de la mañana volverán a ser las 2. Puede que sea uno de los últimos cambios de hora a los que nos enfrentamos. Acierto.com, el mayor comparador de seguros independiente del mercado español, ha transmitido sus dudas sobre si la vuelta al horario de invierno, que se producirá nuevamente el próximo sábado, supone un verdadero beneficio para el bolsillo del consumidor y para su salud.

En este sentido, según datos que maneja la compañía, el supuesto ahorro que se deriva de dicho cambio horario no solo no resulta significativo, sino que la productividad se reduce notablemente en las dos semanas posteriores al mismo.

Según Acierto.com, ese ahorro oscila entre el 0,1 % y el 0,5 %, mientras que en otros países con menos horas de sol podría notarse algo más, con un tope del 5 % si se llevara a cabo un consumo responsable y se tomasen medidas específicas. En cualquier caso, este ahorro afectaría principalmente a la industria.

Por otra parte, desde Acierto.com se destaca que, si bien amanece más temprano y se ahorra por la mañana, se gasta también más durante la tarde, pues que anochezca más pronto obliga a consumir más energía durante ese momento de la jornada.

En cuanto a la caída de la productividad, intervienen varios factores, como el estrés, el mayor riesgo de sufrir migraña, la falta de sueño y el descanso inadecuado. Porque cambiar la hora altera el reloj interno de las personas y puede provocar que duerman peor.

Y esa falta de sueño puede implicar consecuencias importantes. De hecho, también aumentan, en casi un 6 %, las lesiones laborales en aquellos puestos físicamente más exigentes, como la construcción o la minería, durante la semana posterior al cambio horario, así como los accidentes de tráfico fruto de la falta de atención.

La escalada del consumo eléctrico

Por otra parte, más allá del cambio horario, las previsiones meteorológicas apuntan a una drástica bajada de las temperaturas para el próximo fin de semana, de entre cinco y diez grados centígrados.

Un desplome que también supondrá un incremento del consumo eléctrico de las empresas De hecho, el frío hará que el gasto crezca en torno al 20 %, pues, por cada grado que se aumente la temperatura del radiador, el consumo subirá un 7 %.

El ascenso no solo tendrá que ver con la calefacción -esta relación no es directamente proporcional y debe contemplarse la potencia contratada en la ecuación- sino también con otros servicios, como el agua caliente.

Fuente: RHpress.com

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies